Balneario de Lugo, una larga historia ahora compartida


Con la presentación del libro “2000 años del Balneario de Lugo: un modelo de activación del patrimonio termal”, se pone al alcance de todos una excelente muestra del profundo e interesante legado que la práctica del termalismo ha tenido a lo largo de la historia, una práctica tan arraigada en nuestra cultura que ha llegado a nuestros días.

baln-lugo

En activo desde época romana, el Balneario de Lugo es un ejemplo vivo de la singularidad y el alcance que las aguas mineromedicinales han tenido y tienen en España. Declarado Bien de Interés Cultural desde 1931, el establecimiento lucense sigue ofreciendo a las generaciones actuales la posibilidad de beneficiarse y de disfrutar de sus aguas termales a la vez que ser testigos de la historia a través de la contemplación de sus termas romanas.

A lo largo de las 700 páginas del libro se va desgranando la historia del balneario, en la que no faltan, entre otras muchas cosas, anécdotas y leyendas, ni descripciones de los diferentes clientes de cada época o de la evolución de las infraestructuras. Se trata, sin duda, de una excelente publicación que, en palabras de Antonio Garaloces, director del Balneario, “tiene la peculiaridad de ser la única en toda España que ofrece un conocimiento tan exhaustivo e interdisciplinar sobre un determinado establecimiento termal”.

Editado y coordinado por el arquitecto Mario Crecente y la arqueóloga Silvia González Soutelo, en el trabajo han participado una treintena de colaboradores de distintos ámbitos, entre médicos, hidrólogos, arqueólogos, historiadores, arquitectos e hidrogeólogos, con gran profusión de fotos antiguas e incluso una digitalización completa del balnearios romano por medio de láser scanner 3D.